EL SÍNDROME DE LA MUJER CASADA

12 Oct

Tengo algún tiempo escuchando a algunos amigos decir, que no saben lo que les pasó a sus mujeres luego que se casaron, cuando firmaron el papel algún cambio extraño y aterrador se hizo presente en ellas y hoy día no son ni la sombra de lo que fueron como novias.

Comenzaré por señalar que no es a todas, pero si a la mayoría de las mujeres a las que les suceden estos cambios radicales de personalidad. Pricipalmente comienza por una pérdida de memoria colosal! He tenido un motón de amigas que se han casado y padecen de ese efecto de perder la memoria de todas las cosas que hacían en el pasado, como si les introdujeran un Chip y les borrarán todo lo vivido o todo lo que hicieron… No sólo me refiero al cambio de ser ahora una señora, válido ha cambiado su status marital hasta en la cédula! Eso es una realidad, no podemos pretender y de ninguna manera es aceptable el que se comporten como en el pasado, pero de allí a “Olvidar” repentinamente, a simular muchas veces lo que no son, o lo que es peor a no entenderte como el pasado en a mi manera de ver una gran hipocresía…

Otro síntoma notable es: Querer buscarte esposo a como de lugar!!! Eso se convierte en casi una obsesión! Empieza la búsqueda de tu esposo en complot con el suyo propio! Cenas inesperadas con los amigos de su esposo, preocupación, stress! Y empieza hasta el esposo a mirarte raro, preocupado, consternado pensando: Que vamos a hacer con tu amiga? Pobre! , otra cosa que pasa es que la simetría toma otro sentido y se hace indispensable! No puede haber una reunión si no se guarda la simetría en el grupo, me explico: 4, 6 , 8 los 9 no deben existir! Impensable! Lo que llamamos vulgarmente 2 pa 2! Si llegas sola a la reunión y no hay por lo menos otro soltero probablemente o te miren mal, o prácticamente te cierren la puerta en tus narices! Sino prácticamente te ignorarán! Eres soltera: por ende un peligro para todos…

Ni hablar del tema sexual, ellas comienzan a practicar el misionero en todas sus modalidades, a moder las almohadas para no hacer ruido, a mirar el techo y a pensar en que le falta pintura y a quejarse por todo. Una mayoría de mujeres casadas no está satisfecha con su vida sexual y le gustaría que las relaciones sexuales fueran más gratificantes, pero no hablan, no se expresan!!! Las mujeres casadas juran que sus esposos son adivinos o videntes o brujos para saber lo que quieren sexualmente hablando.

Siempre me he preguntado el por qué las mujeres casadas se descuidan físicamente, algunas engordan, otras se mantienen; pero no les importa recibir a su marido con una bata y unas chancletas de goma y un moño mal amarrado en la cabeza, no se depilan y nisiquiera se maquillan, total ya el tipo firmó el papel que lo acredita como parte de sus bienes materiales. Se dan el lujo de negar a su pareja lo que por derecho divino y legal les pertenece: SEXO!! Algunas son tan incrédulas que llegan a pensar que si se la niegan siempre ellos se convertirán en títeres…Señoras a comprarse una lima, porque lo que le viene es CACHO PAREJO!! No justifico la infidelidad; pero tampoco justifico la indiferencia de estas mujeres hacia sus esposos y luego, las amantes son las culpables de todas sus desdichas.

Suéltese el moño, cómprese unos buenos tacones, una lencería sensual, píntese el cabello, vaya al spa y depílese y manténganse hermosa para el hombre que vió en usted algo más que un simple cuerpo, vió a través de su alma y decidió compartir todos sus días a su lado. Olvídese de los prejuicios y los tabúes, después que acueste a los muchachitos y cierre la puerta de la habitación saque a la “Bicha” que hay en usted, esa misma que sacaba cuando tenían sexo en el carro o a escondidas antes de casarse!!!

 

 

 

 

Una respuesta to “EL SÍNDROME DE LA MUJER CASADA”

  1. gold price 21 octubre, 2012 a 1:11 pm #

    Igual creo que depende de qué tan “libidinosos” sean unas u otros. Seguro existen hombres que casados no quieren ni pedírselo a sus esposas, ni que ellas se los ofrezcan y ellas felices, seguro y hay también las que se quejan porque que sus maridos no se los dan. Allá ellos y allá ellas, cada quien va a su propio paso. No voy a decir que es mucho o poco para mí, pero lo que si me queda claro, es que si me comprometo a serle fiel por el resto de mi vida a una mujer, a asumir responsabilidades , a aguantarme todas las idiosincrasias de las mujeres, la suegra, las amigas y la quejadera , lo mínimo que espero es buenas dosis de sexo y de sexo que sea divertido para los dos (y cuando digo para los dos, es porque a los dos les gusta y eso incluye el sexo que se tiene sólo porque uno de los dos lo quiere en ese instante y al otro le parece rico darle gusto). Si no, me separo, en serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: