Y TÚ, ¿ESTÁS LIST@ PARA TENER SEXO ANAL?

6 Abr

Debo confesar que efectivamente la primera virginidad que perdí, fue la del ano, mi novio me convenció de que era lo mejor para preservar la “Virginidad vaginal”. Pasé los primeros años de mi vida sexual mantenimiento sexo anal, está demás decir que al principio fue doloroso, pero con el tiempo comencé a disfrutarlo. Cuando por fin llegó la penetración vaginal lo tomé como el complemente perfecto a lo que ya conocía. Hay situaciones que crean traumas, pero hay otras que crean vicios, así fue como adquirí el gusto por esta práctica sexual y que hoy recomiendo toda mujer y hombre debería probar.

Anal-relax-Alice-Romain-porno-xxx-español-cumlouder

Leo mucho en mi TL a hombres que manifiestan las negativas de sus parejas a experimentar el sexo anal, en estos días ha sido frecuente y aunque no comprendo los miedos, porque no pasé por eso, comprendo que quizás sea una falta de información acerca del tema, sus riesgos y todo aquello que las ayude a abrirse a este tipo de placer.

La práctica del sexo anal no tiene distinciones de sexo, orientación sexual, edad, profesión, clase social, edad o religión. Además, el hecho de que a un hombre heterosexual le guste esta práctica no esconde orientaciones sexuales reprimidas.

Hablar de sexo anal siempre trae controversias, aunque en la actualidad se considere una práctica más dentro de toda la gama de actividades que tenemos como recursos para el disfrute de nuestra sexualidad. En cuanto a la parte médica, no es raro para los ginecólogos atender a mujeres, especialmente adolescentes y adultas jóvenes, con problemas derivados de una mala práctica del sexo anal, como no tener control de sus esfínteres o presentar problemas de infecciones recurrentes en la zona del ano.

Existe un grupo de mujeres que lo hace para complacer a su pareja, pero no son preparadas físicamente por el hombre, lo cual les genera mucho dolor por la resistencia de los músculos anales. Se han visto casos derivados de esta práctica en los cuales el ano termina dilatándose de manera permanente y por supuesto esto hace que sus músculos no regresen a su tonicidad original, teniendo que utilizar pañales de manera constante.

Algunos de los riesgos a tomar en cuenta con la práctica del sexo anal son:

–          Dolor durante y después de la penetración. Una adecuada lubricación y caricias disminuyen las molestias.

–          El exceso de fuerza produce lesiones o hemorragias.

–          Genera infecciones si se realiza sin protección y con una mala higiene.

–          Es un detonador de infecciones de transmisión sexual como el Sida.

04Una vez que conocer los riesgos del sexo anal, es totalmente tu decisión si quieres experimentarlo. No te dejes llevar por los clichés o los mitos que han surgido alrededor de esta práctica. Con una buena prevención y recomendaciones para evitar los riesgos del sexo anal, puedes gozar de una experiencia nueva y darle un giro de 180 grados a tu vida sexual.

Por ello, cuando se vaya a realizar la penetración anal hay que tener en cuenta que:

1. Por tratarse de un esfínter muscular, tiende a ofrecer resistencia, por lo cual debe procurarse una buena relajación corporal.

A diferencia de la vagina, el ano no se autolubrica, por lo que es necesario un lubricante no irritante, tanto en el pene o dedo, como en el ano.

2. Realizar la penetración de manera cuidadosa y suave, paulatina (a veces es conveniente dilatar primero con un dedo antes de la introducción del pene), retirándose si la compañera, o compañero, refiere un dolor intenso que no tolera o si hay fuerte resistencia, o sencillamente si no le agrada.

3. El uso del preservativo es muy importante debido a que la mucosa rectal es una vía de entrada de virus y bacterias.

4. Jamás realizar una penetración vaginal luego de la anal, debido a que se corre el peligro de contaminar la vagina con flora bacteriana proveniente del recto y que el pene llevaría consigo. De realizarlo, emplea otro condón, además de una adecuada higiene.

5. Nunca penetrar contra la voluntad de la pareja. En ocasiones hay resistencias o negativas a hacerlo por el dolor, otras por preceptos morales o religiosos, o porque no resulta placentero. Una de las causas de disgusto, en ambos, puede ser la presencia de materia fecal al retirar el pene.

Para evitar los riesgos del sexo anal, se pueden utilizar los juguetes sexuales, que darán el mismo placer que la penetración humana. Además, para que disfrutes al máximo esta técnica tienes hacerlo sin miedo y prejuicios.

Y tú, ¿estás list@ para practicar sexo anal?

ama-de-casa-y-sexo-anal-9

2 comentarios to “Y TÚ, ¿ESTÁS LIST@ PARA TENER SEXO ANAL?”

  1. edwin pitters 6 abril, 2013 a 1:47 am #

    no entendi muy bien la parte de los pañales… es decir que cuando se tiene sexo anal, es necesario usar pañales ya que los musculos del ano no pueden retener la materia fecal???, por favor aclarame esa duda

    • Selva Negra (@selvanegra04) 6 abril, 2013 a 12:20 pm #

      Son accidentes que pueden pasar por manipulaciones incorrectas o violentas, inclusive por mal formaciones congénitas en la zona, son casos aislados. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: